El abuso económico (AE) contra las mujeres, durante y después del divorcio o separación,  encierra a éstas en el bucle de violencia y dominación, perjudicando a los intereses del menor, que se consideran de forma conjunta en este proyecto junto con los derechos de las mujeres.  Además, el abuso económico es difícil de identificar, debido a su naturaleza  invisible, sutil y subrepticia. Debe tenerse en cuenta que la violencia económica, incluido el abuso económico, afecta a todas las posiciones socioeconómicas: el abuso económico es un aspecto clave dentro de un contexto más amplio de violencia económica y permanece inexplorado. En suma, implica explotar la desventaja financiera de la víctima y controlar su acceso a recursos necesarios, haciéndola dependiente del agresor para la manutención, principalmente, de sus hijos e hijas: «El abuso económico puede continuar despúes de que la mujer ha abandonado la relación de maltrato» (Fawole, 2008). Además, las exparejas agresoras pueden sabotear de forma deliverada los esfuerzos de la mujer para encontrar y mantener un trabajo, por lo que las redes sociales se vuelven cruciales para el mantenimiento de las víctimas de AE.
La principal contribución de este proyecto es analizar y proporcionar soluciones, estrategias y alternativas para eliminar el abuso económico, y para considerarlo dentro de la evaluación de la Violencia de Género y su enfoque judicial.
La Ley Integral de Violencia de Género (Ley Orgánica 1/2004, de 28 de Diciembre, de Medidas de Protección Integral contra los Actos de Violencia de Género) en vigor desde 2004, supuso un avance importante para la sociedad española, tras varias décadas de silencio alrededor de la violencia contra las mujeres. Antes de su aprobación, la violencia de género se denominaba «violencia doméstica», restringiendo al ámbito privado/doméstico una violencia con raíces profundas, estructural y basada en la jerarquía. Sin embargo, no se menciona nada de forma explícita en relación con el abuso económico (AE) o violencia contra las mujeres y sus hijos e hijas. Aunque el Código Penal español, en el artículo 227.1, menciona al descubierto o impago de la pensión alimenticia o soporte para los hijos, el hecho es que el control sobre los ingresos y posesiones solamente disponibles para el hombre genera dependencia en las mujeres y les impide salir del bucle de una relación abusiva, perpetrando un tipo específico de violencia de género basado en el control sobre la vida, expectativas y hábitos de otra persona y sus hijos e hijas, a través del dinero . 

ECOVIO visibiliza la violencia económica y protege a las víctimas del abuso doméstico, y especificamente la violencia de género económica, a través de la creación de capacidades y el análisis aplicado a un ambiente multidisciplinar, incorporando al mismo tiempo la violencia contra mujeres y niños para desarrollar respuestas específicas y especializadas. También requiere la cooperación y coordinación de distintos agentes e informantes clave: abogados, fiscales, jueces, personal judicial, trabajadores sociales y educadores, sociedad civil (asociaciones, ONGs, observatorios nacionales y regionales sobre violencia de género), víctimas y perpetradores de la violencia.

ECOVIO establece un marco integral e innovador para un problema inexplorado para las mujeres, y un mapa de ruta para abordar la violencia de género económica a través de investigación cuantitativa y cualitativa, análisis econométrico, compilación de buenas prácticas, y una ambiciosa estrategia de diseminación orientada al cambio institucional, a través de la difusión de indicadores, resultados y frutos del proyecto, el análisis de marcos legales y reformas en toda Europa, y las guías para trabajadores sociales y de la comunidad en el ámbito de la violencia de género económica. La formación específica para profesionales que se llevará a cabo, asi como el objetivo general de generación de capacidades y prevención, aborda necesidades y lagunas en la protección que no están contempladas actualmente por las autoridades legales y las entidades responsables de la toma de decisiones.

Categorías: Sin categorizar

0 commentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *